lunes, 12 de marzo de 2018

DEP Pescaíto

Hoy el mundo es un poco más infierno. Hace doce días unos pequeños pulmones cargados de anhelos y sueños marinos dejaron de respirar. 
Hoy, esta tierra es más marinera que nunca. Hoy lloramos todos de rabia e incomprensión. Lágrimas saladas en honor a ti, pequeño pescaíto.
Hoy, se desvela la cara de tu verdugo. Cuerpo sin alma, corazón seco, veneno en lugar de arterias y tripas podridas. El peor de los castigos caiga sobre ti, malnacida.
Hoy el mundo es un poco más infierno. Los que te lloramos, abriremos más los ojos y oídos hacia nuestra infancia para que esto no vuelva a suceder. Lo haremos por ti, pequeño. 
Que las olas del mar te acompañen y acunen allí donde estés. 
Descansa en paz, Pescaíto.