martes, 16 de enero de 2018

Crítica de "El mutante del Barrio Chino" por La Mancha Rock

Cuando sacas a la luz un disco sin fisuras como su anterior Cuchillas (2016), aumenta la dificultad de ampliar la discografía de una banda. El insaciable público siempre espera que todo vaya un paso más hacia adelante y El Último ke Zierre ha intentado conseguir con El Mutante del Barrio Chino (2017) todo aquello que sus seguidores quieren de los de Burriana.

La fecha elegida para el lanzamiento: 1 de diciembre, apuraba la recta final del pasado 2017, pero estos venían pisando fuerte tras un año donde habían realizado bien su tarea y se sacaron este as de la manga en formato CD.

 Con la moral de un Carnaval (01) tiene dos partes totalmente contrastantes: una inicial dominada por esa melodía pegadiza y otra donde pisan el acelerador a fondo. Muy directos y sin fisuras, este disco de El Último ke Zierre se abre con ganas de mostrar el estado de forma que vive esta banda.

Sigue Empacho de Orfidal (02), un canto crítico dirigido a la sociedad dormida que se mueve en el ambiente más clásico de EUKZ. Buen apoyo instrumental y coral en un corte que seguro que aparece en sus próximos directos.

También sigue dentro de su habitual estética el breve El Cielo es… (03). Con escasos dos minutos vemos a Roberto Aragonés “Feo” en un registro en el que siempre se ha mostrado muy cómodo. Solo de guitarra incluido, esta canción tiene una dosis de su música más rabiosa.

Pisan el acelerador para mostrarnos En el barro (04). Estribillo directo, brillante y adictivo, que contrata con sus estrofas. A estas alturas sabemos que siguen tan fuertes como en su anterior LP.

Da nombre al disco El Mutante del Barrio Chino (05), donde aparecen más calmados y dejan de lado las altas velocidades para mostrar un tempo contenido y pesado que siempre les ha identificado. La noche, el día, la droga y el sexo (06) tiene un resultado sorprendente. Con una base instrumental que coquetea con ritmos electrónicos y hace de este un track muy bailable.

Otra de esas canciones breves que hay en esta referencia es El Dormidero (07). Lanzado como videoclip adelanto, aparece en este listado justo antes de Sois Fango (08). Aquí nos introducen de lleno en esa atmósfera que encontramos tanto en sus discos como en sus directos.

La base que establecen Kusio (batería), Pedro Martínez (bajo) y Oscar Abella y Tico Montoliu (guitarras) suena realmente compacto en la cabalgante La Luna me sonríe (09). El desarrollo instrumental nos lleva a una sección más pausada pero tan rabiosa como sólo este quinteto sabe.

Pasa Carne de purgatorio (10) cargada de demonios para aumentar una vez más la intensidad con su Efimero (11) que apetece cantar frente a un escenario con el  puño en alto. Y como despedida ese La lluvia y el Sol (12) que usaron como primer adelanto y ahora hace las labores de cierre.

El Último ke Zierre vuelve a demostrar que tres décadas después y con más de 20 trabajos publicados, siguen en plena forma. Han conseguido ser uno de los referentes en la historia viva del punk rock de este país y con discos como este lo seguirán siendo durante muchos años más.

Puedes leer el artículo original en este enlace: http://lamancharock.com/critica0519/

No hay comentarios:

Publicar un comentario